Alumnos: Fiesta de graduación, 2016

Una vez más, ahora que finaliza el curso, una promoción de alumnos abandona nuestras aulas para iniciar un nuevo tramo del camino de la vida.

Para ellos es un momento agridulce: frente al melancólico recuerdo de los años pasados entre las paredes del Instituto -la adolescencia que ya están dejando atrás, con sus alegrías y sus pesares- la esperanzada incertidumbre de un futuro que -lo saben- tienen que construir ellos mismos.

Para nosotros, de dulce amargura al pensar que si, que para nosotros también han transcurrido seis años, pero que el tiempo pasado ha servido para aquello que es el sentido mismo de nuestro trabajo: para ayudarles a madurar.

No es tan triste la despedida cuando es un ¡Hasta pronto!






Comunidad      Siempre en el recuerdo     Destacaron       AMPA       Departamentos